Envíos 24 horas
Home / Curiosidades / Conducir a bajas revoluciones: ¿Bueno o malo?

Conducir a bajas revoluciones: ¿Bueno o malo?

¿Sueles conducir a bajas revoluciones en tu coche? ¿No sabes qué diferencia hay entre una conducción a altas o bajas revoluciones? Seguramente si eres de los que busca cualquier solución para ahorrar en el consumo de combustible, tu forma de conducción sea a bajas revoluciones para así disminuir el gasto de gasolina o diésel. Lo entendemos, tal y como están los precios de combustible es normal que intentes encontrar trucos para ahorrar en el consumo.

Pero, te adelantamos que esta práctica no es recomendable ya que, aunque de primeras puedas ver cierta economía en el consumo, puede acarrear serias averías que impliquen visitar el taller y ya no te salga rentable. Por eso, hoy en el blog de Audioledcar, tienda online de accesorios de coche, te explicamos en qué consiste conducir a bajas revoluciones y qué puede ocasionar en tu vehículo. ¡Toma nota y esquiva posibles daños en tu vehículo! 😉

¿Es bueno o malo conducir a bajas revoluciones?

conducción a bajas revoluciones

La conducción a bajas revoluciones con poca carga no tiene por qué causar ningún problema en tu vehículo siempre y cuando controles el rendimiento y prestaciones de tu coche. Lo que ocurre es que en contextos donde nuestro coche se ve en un sobreesfuerzo como en cuestas pronunciadas, puede acabar en una avería que necesite la visita del taller.

Porque sí, es evidente que cuando circulamos a menos revoluciones, el motor de nuestro automóvil va a consumir mucho menos que revolucionándolo. Pero, déjanos decirte que la sensación que tienes de ahorro realmente no es real. Esto se debe a que, en el momento, sí que observarás como tu combustible no baja tanto como de costumbre, pero una vez el coche entre en fase de recuperación, malgastará el combustible en esta.

Además. tenemos que tener en cuenta que debemos conocer nuestro motor. Por ejemplo, no es lo mismo circular con un turbodiésel que normalmente se encuentra entre las 1.500 y 3.000 revoluciones a los gasolina, que oscilan entre las 2.000-3.500 rpm. Eso sí, depende de la mecánica de cada vehículo variará de unas revoluciones a otras.

Por eso, lo más importante es que estudies a tu coche antes de seguir ningún estilo de conducción y distinguir qué forma le viene mejor dependiendo del terreno y las circunstancias en las que conducimos. Es clave que observemos cómo reacciona nuestro coche al acelerar, porque si percibimos vibraciones significa que deberemos de revolucionarlo más para que nuestro vehículo no realice ningún esfuerzo.

¿Qué daños puede ocasionar en nuestro vehículo?

conducción a bajas revoluciones

 

Filtro antipartículas

El filtro antipartículas se encarga de la filtración y reducción de los gases nocivos de nuestro vehículo y va colocado en el sistema de escape. Cuando este no consigue alcanzar las temperaturas adecuadas, todas esas partículas nocivas se agrupan formando un tapón causando que tu vehículo tenga que aumentar su consumo y generando una avería en tu coche.

Vibraciones

Como te comentábamos al principio, cuando el motor sufre al ir a bajas revoluciones, veremos cómo comienzan las vibraciones en nuestro vehículo. Aunque de primeras no lo veas tan importante, estas vibraciones pueden causar desgaste y colapso de los cilindros y otras piezas de tu coche.

Caja de cambios

La caja de cambios puede acelerar su envejecimiento y que tengas que cambiarla antes de tiempo principalmente en vehículos automáticos. Si conduces en bajas revoluciones, la velocidad tendrá que bajar y luego volver a una superior para alcanzar las revoluciones, lo que provocará un mayor desgaste de la caja de cambios. 

Válvula EGR

Esta parte de tu coche es la encargada de la recirculación de los gases, es muy importante ya que consigue reducir la expulsión de gases contaminantes gracias a la reutilización en nuestro vehículo. Cuando conducimos a bajas revoluciones, la válvula EGR se encuentra abierta para la correspondiente recirculación de gases.

La avería viene cuando, al no estar expuestos a altas temperaturas por las bajas revoluciones, nuestro coche acumulará carbonilla que generará fallos en nuestro circuito eléctrico, e incluso el colapso de este. Y sí, te aseguramos que no te saldrá nada rentable en comparación a lo que «ahorras de gasolina por ir con marchas largas». De hecho, el coste de esta avería suele estar entre los 100 y los 1.000€. A partir de ahora te lo vas a pensar mejor, ¿verdad?

¿Has tomado nota de nuestras recomendaciones? Lo más importante es que aprendas cómo es la mecánica de tu coche e intentes no exponerla a grandes esfuerzos. Así evitarás averías y prolongarás su vida. En Audioledcar, tenemos los mejores accesorios de coche para que tu vehículo siempre vaya a punto y en las mejores condiciones. Visita nuestra web y descubre el mejor catálogo del motor. ¡Te esperamos! 🙂

 

Acerca de Belén Antón

Esto te puede interesar

¿Cómo reparar el volante del coche?

Seguro que has entrado alguna vez en tu coche y estaba ardiendo, hasta el punto …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons