Envíos 24 horas
Home / De todo un poco / Tipos de motores para coche

Tipos de motores para coche

Si quieres conocer de cerca el tipo de motor que tiene tu coche presta atención porque te acercamos los detalles sobre los tipos de motores para coche.

Tipos de motores para coche

Motores de gasolina

motor-gasolinaUno de los tipos de motores es el motor de gasolina. También se conocen como motores a cuatro tiempos de Otto. Como su nombre indica su funcionamiento es a gasolina gracias a una base termodinámica que convierte la energía química de la ignición, provocada por la mezcla del aire y el combustible, en energía mecánica. Así el coche obtiene la energía necesaria para realizar sus movimientos.

Motores diésel

Estos motores se usan sobre todo en medios de transporte que requieren una dosis extra de potencia. Son unos motores pensados para hacer recorridos más largos que experimentan una mayor carga diaria de trabajo, como puede ser los vehículos industriales, de carga, maquinaria, etc.

Actualmente en España hay tantos vehículos con este motor como con motor gasolina. Y han llegado a superar en número a los vehículos que funcionan con gasolina.

¿Cómo podemos mejorar el consumo y aumentar los caballos de nuestro motor diesel?

racechip-gts-app-chip-de-potenciaMediante un chip de potenciaInstala un chip de potencia gasoil o gasolina de la marca RaceChip con todas las garantías de un fabricante Alemán. Consigue un aumento de potencia de entre el 20 y 30% (dependiendo del modelo normal, pro2 o ultimate) y mejora consumos.

RaceChip™ es una de las mayores empresas Alemanas de Chip de potencia para coche y nosotros somos sus distribuidores en España. Sus populares centralitas de potenciación han sido desarrollados por ingenieros expertos y consiguen aumentar la potencia del motor sin poner en riesgo los componentes del vehículo.

Motores eléctricos

Parece lo contrario pero lo cierto es que los motores eléctricos son anteriores a los motores diésel o gasolina de cuatro tiempos. Y es que surgieron entre 1832 y 1832 cuando Robert Anderson desarrolló el primer automóvil con motor eléctrico puro. Se trataba de un motor que podía transformar la energía eléctrica en energía mecánica sin necesidad de recurrir a las explosiones y combustiones propias de los motores gasolina y diésel.

Motores de GLP y GNC

Los vehículos que funcionan con combustibles alternativos como el gas licuado del petróleo o el gas natural comprimido. Este tipo de coches ganan terreno en la industria automovilística. Cada vez son más las firmas que quieren hacer este tipo de vehículos propulsados por estos combustibles y estos motores están al alza.

Motores híbridos

Los motores híbridos constituyen la mayor novedad tecnológica del mercado, puesto que los eléctricos ya existían a principios del siglo XX. En este caso, se recurre a motores de combustión convencionales, a los que se les suma un segundo motor, de tipo eléctrico, que está alimentado por unas baterías de alto-voltaje/tracción. Generalmente, puede operar con cualquiera de los dos motores, o con ambos a la vez en el caso de precisar de más potencia.

El precursor fue el Toyota Prius, aunque esta tecnología también se emplea en modelos deportivos para elevar el rendimiento del vehículo y bajar el consumo y las emisiones. Actualmente, en el mercado encontramos modelos que también permiten enchufar las baterías de alto-voltaje/tracción para ser recargadas, denominados Plug-in Hybrid o híbridos enchufables.

El uso es simple, durante unos kilómetros o al iniciar la marcha podemos emplear el motor eléctrico, sin gastar combustible, y para viajes largos o cuando precisemos de mayor potencia, entra en funcionamiento el motor de combustión, operando como un vehículo convencional con su rango de autonomía habitual.

Estos modelos son ideales para aquellos que realicen trayectos cortos habitualmente, que estén dentro del rango eléctrico del vehículo, sin necesidad de emplear el motor de combustión o minimizando su uso al máximo.

Audioled-blog-vineta-baja-resolucion

Motor rotativo

Este tipo de motores prescinde del típico sistema piston-biela de vaivén. En su lugar utiliza un sistema de rotores, con forma triangular, que giran alrededor de un cigüeñal excéntrico, dentro de una cámara ovalada. Estos rotores solo giran en una dirección y el diseño de la cámara de combustión permite realizar todos los pasos del ciclo OTTO al mismo tiempo.

¿Cómo elegir el motor de nuestro coche?

Por tipo de coche

Cuanto más voluminoso y pesado sea tu coche nuevo, más te interesará adquirir un propulsor diésel; ya que la ventaja en consumo respecto a los motores gasolina crece exponencialmente. Así, los monovolúmenes grandes, berlinas y grandes TT interesan en el 90% de los casos con mecánica diésel; mientras que, en vehículos como los urbanos o microurbanos, el gasolina suele ser la opción más rentable.

Por tipo de recorrido

Híbridos: Pueden circular en modo eléctrico durante 2 km -o 50 km si son enchufables-; algo que los hace perfectos para desplazarse por ciudades y atascadas.

Eléctricos: Si recorres menos de 120 km al día por ciudad y tienes un punto de recarga en casa o en el trabajo interesan. Además, no pagan parquímetro, pueden circular por el carril bus vao…

GLP: Si puedes repostarlos son muy interesantes: el coche funciona exactamente igual que con gasolina y su coste de utilización es, de media, un 40% inferior.

GNC: No interesan por ser difíciles de repostar: todavía hay muy pocas estaciones de gas natural en España.

Gasolina: Los motores turbo de baja cilindrada tienen un consumo cercano al de un diésel… Si recorres menos de 20.000 km al año interesan; especialmente en urbanos, compactos y monovolúmenes medios.

Diésel: Elígelos si recorres más de 20.000 km/año por carretera. Ojo, los recorridos en ciudad con el motor frío pueden provocar averías por acumulación de carbonilla, y puede que a medio plazo prohíban su entrada a las grandes ciudades.

Presupuesto

Antes de adquirir un coche es recomendable calcular cuál es nuestro presupuesto. Si vas a financiar parte del importe, debes tener en cuenta que los bancos no te concederán un crédito si la cuota mensual supera el 40% de sus ingresos. También es importante conocer la penalización por cancelar parte del préstamo -por lo general, suele ser el 1% del importe amortizado-.

En función de la potencia

Depende del tipo de vehículo, lo cargado que viajes y tu estilo de conducción. Un buen método es dividir el peso entre la potencia del coche. Si el resultado es de 12 kg/CV o inferior, el coche debería tener potencia suficiente. Por ej., un Renault Mégane 1.5 dCi 110 pesa 1.205 kg. Esto, dividido entre sus 110 CV, da un resultado de 10,9 kg/CV.

Sistema stop start

El Stop & Start para automáticamente el motor en las detenciones y lo vuelve a poner en marcha cuando se levanta el pedal de freno o se pisa el embrague. Así, se consigue que el coche consuma y contamine menos. En la parte negativa, destacar que necesita una batería de mayor tamaño (y más cara) y que con él aumenta el riesgo de avería de algunos elementos relacionados con la puesta en marcha (como el motor de arranque), si bien con el tiempo las marcas están investigando como subsanarlos.

Acerca de Lorena Gonzalez

Soy una Joven blogger apasionada de las redes sociales. Me encanta escribir sobre todo tipo de temas y en especial de automoción

Esto te puede interesar

¿Cómo reparar el volante del coche?

Seguro que has entrado alguna vez en tu coche y estaba ardiendo, hasta el punto …

Un comentario

  1. Gracias Lorena!! Me ha encantado y ayudado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons