Envíos 24 horas
Home / De todo un poco / Las averías más habituales de coche por mala conducción

Las averías más habituales de coche por mala conducción

Uno de los mayores gastos asociados a un coche son las averías inesperadas. Algunas de ellas son inevitables, pero otras sin embargo se producen por la mala praxis de los conductores. No nos damos cuenta, pero muchas veces cometemos algunos vicios que pueden provocar que nuestro coche se estropee antes de tiempo. Hoy, en el blog de Audioledcar, te contamos algunas de las averías de coche más habituales de coche por mala conducción.

Pasar los resaltos como si no estuviesen

Bien porque no nos damos cuenta o bien porque vamos con prisas, seguro que muchas veces no has cogido un resalto como se debería. Existen varios tipos de bandas reductoras de velocidad, pero al final, todas cumplen la misma función que es evitar que los coches circulen a velocidades altas en determinadas zonas.

Cuando nos saltamos una banda de velocidad o la cogemos a velocidades demasiado altas, podremos estropear la suspensión de nuestro coche.

Apurar la reserva de gasolina más de la cuenta

Las averías más habituales de coche por mala conducción

Somos conscientes de que el precio de la gasolina se ha disparado en los últimos meses y que cada vez cuesta más llenar el depósito. Sin embargo, ir con el coche en reserva y apurarlo al máximo, puede ser perjudicial para el motor de tu coche. La gasolina, por lo general, no está limpia del todo y el líquido suele contener impurezas. Para que estas no lleguen al motor del coche están los filtros de combustible. Si circulamos más de la cuenta apurando nuestro depósito de gasolina, esas impurezas pueden llegar al motor o al sistema de admisión y hacer que nuestro coche no arranque.

Bajas revoluciones para ahorrar en gasolina

Las averías más habituales de coche por mala conducción

Otro falso mito para ahorrar gasolina es llevar tu coche a bajas revoluciones con la intención de que el consumo sea menor. Y puede que consigas ahorrar unos céntimos, pero estás forzando al coche y provocando que tenga una avería mayor. Cuando más bajo funciona el motor, menos consume.

Esto es lo que nos dice la teoría, pero hay zonas que en las que el motor no debe ir a bajas revoluciones y no está funcionando de forma óptima. En estas circunstancias, puedes llegar a tener problemas de transmisión en el motor, así que en estos casos deberás estar atento por si se produjesen traqueteos o algún tipo de vibración.

Forzar las ruedas y la dirección del volante

 Las averías más habituales de coche por mala conducción

Otro de las averías más habituales de coche por mala conducción es forzar la dirección del volante y en consecuencia las ruedas de nuestro coche. Esto sucede especialmente a la hora de aparcar y desaparcar. Cuando giramos el volante al máximo, hay conductores que se quedan haciendo fuerza contra el tope para marcar al máximo el recorrido del volante y esto es un gran error.

Cuando giramos el volante al máximo y llegamos al tope de su recorrido, no es necesario hacer una fuerza descomunal para mantenerlo ahí. Lo correcto es aliviar la fuerza hasta continuar con la siguiente maniobra. Un volante con funda puede ayudar a que la conducción sea más ligera y no se fuerce en exceso la dirección.

Dejar la mano en el cambio de marchas y el pie en el embrague

Las averías más habituales de coche por mala conducción

Esta es una de las averías más habituales de coche por mala conducción. ¿Alguna vez has dejado pisado el embrague mientras esperabas en un semáforo? Si lo haces, estás forzando innecesariamente el embrague y produciendo que se desgaste antes de tiempo. Además, estarás sobrecargando la musculatura de la pierna izquierda al mantenerla en esa posición.

Lo mismo ocurre si dejamos la mano puesta en el cambio de marchas. Aunque no estemos cambiando la marcha en ese preciso instante, sí que estamos ejerciendo cierta presión y deteriorando el mecanismo. Estos vicios al conducir pueden salirte caros porque las reparaciones relacionadas con el embrague y el cambio de marchas suelen ser costosas.

No tomar bien las referencias para aparcar

n

Seguramente alguna vez has abandonado la posibilidad de aparcar porque no entraba el coche después de haces miles de maniobras. Es completamente normal que nos pase alguna vez, pero si no tomamos bien las referencias al aparcar, estamos dañando la carrocería de nuestro coche al golpearlo con otros coches u objetos cercanos. Pero no solo eso, si las ruedas chocan con el bordillo también pueden dañarse o incluso llegar a pincharse en el peor de los casos. Una cámara trasera y un sensor de aparcamiento, te ayudarán muchísimo. Verás como aparcar se realiza en un abrir y cerrar de ojos.  Gracias a estos dos elementos, ampliarás tu campo de visión y la ayuda del sensor hará que evites los objetos cercanos y que no colisiones con ellos.

Estos son algunos de las averías más habituales de coche por mala conducciónerrores , pero hay muchísimas más. Al final, tener una conducción óptima y controlada, será la mejor forma de cuidar y alargar la vida de nuestro vehículo. Recuerda que en la web de Audioledcar, encontrarás todos los accesorios que necesitas para que tu coche se vea como recién salido del concesionario.

 

Acerca de Belén Antón

Esto te puede interesar

Evolución en la iluminación de los coches(Parte II)

Hace más 135 años que el hombre inventó el primer coche y seguimos evolucionando con …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons