Envíos 24 horas
Home / Curiosidades / ¿Cuál es el consumo del aire acondicionado del coche?

¿Cuál es el consumo del aire acondicionado del coche?

El aire acondicionado de un coche es un sistema indispensable a día de hoy que nos permite viajar a gusto con una temperatura óptima dentro del vehículo. Parece impensable sobrevivir a un verano en Madrid sin él, ¿verdad?

Su principio básico es enfriar el vehículo y mantener una temperatura adecuada durante el trayecto en coche. No obstante, muchos sois los que nos preguntáis cuánto consume el aire acondicionado del coche y si merece la pena bajar la ventanillas en su lugar para ahorrar combustible.

Hoy en Audioledcar profundizamos un poco más en este tema y hablamos del consumo de energía del aire acondicionado del coche.

Los coches han evolucionado y con ellos también los sistemas de climatización, cada vez más sofisticados. De hecho, muchos de ellos ya permiten regular la temperatura del vehículo por zonas. No obstante, el funcionamiento sigue siendo el mismo: coger el aire caliente de fuera, enfriarlo e introducirlo dentro del vehículo.

Lógicamente, este sistema necesita de un consumo de energía que se traduce en un gasto de combustible, bien sea gasolina o diésel, o bien electricidad o gas. Ya sea de una forma o de otra, el uso del sistema de climatización va a suponer un consumo de energía. Pero, ¿de cuánto estamos hablando? ¿es preferible bajar las ventanillas o esto también genera un consumo extra?

aire acondicionado

Consumo del aire acondicionado de un coche

Dejando de lado la parte más técnica, en resumidas cuentas el mayor consumo del aire acondicionado recae sobre el uso del compresor, el cual se acopla al giro del motor mediante una correa, y cuando trabaja lo hace por medio de la fuerza que produce el propulsor del coche. Esto significa que el trabajo lo hace la propia mecánica que, al tener que ayudar al compresor, consume más energía.

El consumo de energía cuando tenemos puesto el aire acondicionado dentro del coche dependerá de la temperatura que busquemos conseguir. Es decir, cuando subimos al vehículo después de haberlo dejado aparcado al sol durante horas, la temperatura exterior es muy alta y buscamos la menor temperatura dentro del coche, lógicamente el gasto será mucho mayor ya que la carga de trabajo del sistema será mucho más exigente.

Por tanto, cuanto más caliente esté el coche, más caliente esté el aire del exterior y menor sea la temperatura que buscamos dentro del coche, mayor será el consumo de energía.

¿Qué influye en el gasto?

Se establece que el consumo podría aumentar entre un 5% y un 20%, en los casos más extremos. Esto se traduce en un par de décimas y un litro a los 100 kilómetros como mucho. Para ser mucho más precisos, si hablamos del aire acondicionado deberíamos hablar de consumo a la hora, dependiendo del tiempo que el compresor está en funcionamiento.

Junto a ello, también consumirá más energía si lo ponemos a 17º en lugar de a 24º. El gasto es mayor a menor temperatura. Entre los 21º y los 23º el consumo apenas se nota.

aire acondicionado

En los coches más nuevos lo más generalizado es que en un sistema de climatización el compresor se apague y desacople automáticamente cuando detecta que se ha alcanzado la temperatura óptima y no es necesario seguir enfriando el aire. De la misma forma, y de manera automática, puede volver a encenderse cuando fuese necesario.

En muchas ocasiones puede ocurrir que, dependiendo del tipo de vehículo, usar el aire acondicionado mientras conducimos reste potencia al coche. La estimación general establece que el aire acondicionado puede restar entre un 2 y 15 CV al motor. Esta disminución se nota mucho más en coches con poca potencia.

Por otra parte, en los coches más actuales, cuando se pisa a fondo el acelerador, el compresor se desconecta de manera automática para evitar esa disminución en la potencia del coche.

¿Aire acondicionado o ventanillas bajadas? ¿Qué gasta más?

Muchos de vosotros podéis pensar que sale mucho más rentable bajar las ventanillas del coche en lugar de usar el aire acondicionado, pero ¡depende! Son muchas las pruebas que se han realizado para poder determinar con exactitud una respuesta, y la conclusión es que el gasto dependerá de la velocidad a la que circule el coche.

Por un lado, el consumo de energía con el aire acondicionado es prácticamente el mismo vayamos a la velocidad que vayamos. No obstante, no se puede decir lo mismo del consumo cuando llevamos las ventanillas bajadas. Al bajar las ventanillas, lo que estamos haciendo es disminuir la aerodinámica del coche, ya que al aire que entra en el automóvil actúa como una especie de freno, por lo que el automóvil tiene que hacer más esfuerzo para seguir avanzando. Y eso supone un gasto mayor de combustible.

aire acondicionado

A más velocidad, la resistencia aerodinámica es mayor y, consecuentemente, también el consumo. Se puede decir que a partir de los 80-90 km/h, llevar las ventanillas bajadas consume más que si vamos con el aire acondicionado puesto.

¿Conclusión? Quizá puede merecer la pena bajar las ventanillas cuando circulamos por ciudad a baja velocidad, pero no cuando circulamos a más de 100 km/h. En ese caso consumiríamos menos con el aire acondicionado activado y las ventanillas cerradas.

Acerca de Belén Antón

Esto te puede interesar

El Spirit of Ecstasy iluminado de Rolls-Royce se prohíbe en la Unión Europea

Sí, es cierto. El Spirit of Ecstasy de Rolls-Royce dejará de brillar en los países …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE
Simple Share Buttons