Home / De todo un poco / Cómo actuar si mi coche es víctima de las inundaciones
coche-inundado (1)

Cómo actuar si mi coche es víctima de las inundaciones

Con la llegada del otoño, como hemos podido comprobar recientemente, las lluvias son frecuentes y las inundaciones pueden aparecer. Las intensas tormentas, entre otros daños, también han provocado daños materiales por acumulación de agua. Y numerosos coches, unos más que otros, han quedado bastante afectados, por lo que muchas personas han tenido que enfrentarse a recuperar su coche inundado por el agua. La mayoría de los propietarios de estos vehículos seguramente estarán muy preocupados de si su coche seguirá funcionando o si será irrecuperable. Y, principalmente, todo dependerá de la gravedad del siniestro, es decir, del nivel que haya alcanzado el agua y el tiempo que el vehículo haya estado en contacto con éste.

Lo primero que tendrás que intentar salvar es el motor. En el caso de que la profundidad sea contundente y el agua haya entrado por la entrada de aire del motor,lo mejor es no arrancar el coche y que,si es posible, una grúa lo lleve al mecánico para que lo revise. Si la altura de la inundación no ha superado la mitad de las ruedas podrán arrancar el motor, aunque quizás tengan que cambiar el catalizador. Para ello tendrás que aplicar agua a presión para retirar el barro, teniendo mucho cuidado en todo momento con la batería. Acto seguido tendrás que sustituir el filtro del aire para evitar la aparición de moho. Si el aceite del diferencial o de la caja de cambios se ha mezclado con agua o barro, hay que cambiarlo junto a sus filtros. También hay que vigilar que no se taponen los desagües internos de la carrocería, ya que esto podría provocar que la chapa se oxide y con el tiempo requiera una reparación de alto coste. En el caso de que el agua haya afectado también al interior, dependiendo del nivel alcanzado, habrá que cambiar la moqueta, la tapicería e incluso los asientos, los guarnecidos, los mandos de control, las fijaciones y los aislantes.  Si chapa del vehículo ha resultado dañada será el momento de ponderar los desperfectos, para ello tendrás que limpiar el coche primero y valorar los posibles arañazos y daños. Siempre hay opciones que permiten reparar, aparentemente, la chapa. Las juntas de los faros es otro de los puntos que debes tener en cuenta. Si observas que tras la inundación ya no son impermeables o no lo son tanto como antes tendrás que sustituir toda la pieza.

¿El seguro del coche cubre los daños por desastres naturales?

El seguro podría hacerse cargo de los daños sufridos si nuestra póliza incluye esa cobertura que suele denominarse Fenómenos de la Naturaleza o Fenómenos Climatológicos. Dependiendo de qué tipo de fenómeno meteorológico afecte a nuestro vehículo y en qué medida, los daños mecánicos serán más o menos graves y nos tocará rascarnos el bolsillo en consecuencia. Como en cualquier accidente, lo primero que hay que hacer es comunicar a la aseguradora lo que ha sucedido. Cuando la compañía de seguros conoce lo ocurrido, deriva al cliente al Consorcio para que realice la reclamación. El plazo máximo para efectuar la reclamación es de dos años para daños materiales y cinco para daños físicos a las personas. Aunque, desde el Consorcio se recomienda realizar la reclamación en el menor plazo posible. En principio, debe cubrir, al menos, el mismo importe que venga estipulado en la póliza del seguro privado. En estas pólizas también se cubren los gastos sanitarios, de salvamento o de grúa que hayan sido necesarios.

 

 

Acerca de Sandra Audioledcar

Esto te puede interesar

x1080

AUDI Q8 VS BMW X7

En estos últimos años los SUV han ganado bastante popularidad, llegando al extremo de representar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons