Envíos 24 horas
Home / Curiosidades / ¿Cuál es la postura correcta al volante?

¿Cuál es la postura correcta al volante?

¿Crees que tu postura al volante es correcta? ¿Pasas muchas horas conduciendo? Revisa si tu postura al volante es la adecuada para garantizar la seguridad y evitar problemas físicos a la larga.

A pesar de que muchos conductores se sienten cómodos mientras conducen, lo cierto es que muchos de ellos no cumplirían con las recomendaciones de la DGT sobre lo que se considera una postura correcta al volante. Quizá ese dolor de espalda que sufres se debe a una mala postura en el coche, sobre todo si lo utilizas durante largas horas.

Descubre si tienes la posición ideal al volante con estas recomendaciones. Conseguirás aumentar la seguridad y la comodidad, y evitarás las lesiones, así como también el temido ‘efecto submarino’.

¿Estás bien sentado mientras conduces?

Tener una postura correcta a la hora de conducir es igual de importante que regular bien los espejos y respetar las señales de tráfico. Y hacerlo es algo muy sencillo, ya que solo tienes que seguir una serie de instrucciones. Lo cierto es que estas reglas nos las enseñan perfectamente en la autoescuela, pero vamos olvidándolas poco a poco porque nos relajamos o porque no les prestamos la importancia que realmente tienen.

¿Si regulas los espejos cada vez que otra persona conduce tu coche, por qué no regulas también el asiento o la distancia del volante?

Independientemente de si es la primera vez que vas a coger el coche o de si alguien ha utilizado el tuyo y debes ajustarlo de nuevo, esta guía rápida con instrucciones útiles te ayudará a sentarte correctamente.

Conseguir la postura óptima va a depender, también, del tipo de vehículo y de los reglajes que éste incorpore. Te enseñamos cómo hacerlo correctamente.

¿Cómo es la postura correcta al volante?

Para dar con la posición ideal, sigue estas reglas básicas que marcan desde la DGT. Acostúmbrate a seguir este mismo orden siempre para mecanizar el proceso.

1. Asiento – Ni demasiado cerca, ni demasiado lejos

Lo primero que debemos regular es la distancia del asiento al volante, que no debe estar ni demasiado lejos ni demasiado cerca. Con esto queremos decir que el conductor debe tener el espacio suficiente para poder mover el volante con comodidad. Lo que nos indica que el asiento está bien colocado es que nuestros brazos deben estar ligeramente flexionados.

Respecto a las piernas, deben quedar semiflexionadas y debemos poder pisar el pedal del embrague a fondo tan sólo moviendo el tobillo. Si tenemos que estirar la pierna para conseguirlo, es que estamos demasiado lejos. Presta especial atención a que las alfombrillas del coche estén bien sujetas para evitar problemas a la hora de pisar algunos de los pedales. Descubre más sobre ¿Cómo fijar las alfombrillas del coche?

En cuanto a la altura de la banqueta, debemos estar lo suficientemente altos como para poder tener una visión completa, así que los ojos del conductor deben quedar a media altura del parabrisas. Además, regular bien la altura del asiento también es importante para que los muslos no queden demasiado pegados al volante y puedan interferir de forma negativa en su manejo.

¿Habías regulado alguna vez la altura del asiento? ¡Apostamos a que muchos de vosotros no!

2. Respaldo – Casi vertical

La inclinación correcta del respaldo debe ser casi vertical para conseguir una postura cómoda, que evitará posibles dolores de espalda y fatiga prematura. Permite mantener la concentración y no relajarnos en exceso. Si dejamos el respaldo demasiado inclinado hacia atrás, nos encontraremos con los brazos demasiado lejos del volante, y también restará eficacia al reposacabezas y al cinturón de seguridad. Y lo peor de todo es que podría dar lugar al temido “efecto submarino”.

¿Qué es? El efecto submarino se produce cuando nuestro cuerpo no está bien sujeto al cinturón de seguridad, presiona el asiento hacia abajo y va deslizándose poco a poco por debajo de la banda abdominal. Ajustar el cinturón de seguridad bien al cuerpo y colocar bien el respaldo es fundamental para garantizar nuestra seguridad. El efecto submarino aumenta el riesgo de chocar contra el volante, el salpicadero o la parte baja del habitáculo. También se pueden producir lesiones en espalda y pelvis, rotura de fémur o de la cabeza del fémur, además de hemorragias internas graves, tal y como aseguran desde la DGT.

Fuente: DGT

Ahora bien, ¿cómo colocar bien el respaldo? Para saber que estamos en la inclinación adecuada, debemos sentarnos apoyando completamente la espalda y los hombros, debemos estirar los brazos y estos deben llegar al volante medio flexionados y relajados. De hecho, si las estiramos del todo, las muñecas deberían poder quedar apoyadas encima del volante.

3. Volante – Regula la altura y la profundidad

El volante se puede regular según altura y, en algunos modelos de coches, también según profundidad. Como ocurre con el asiento, el volante no debe estar ni muy alto ni muy bajo, y las muñecas deberían poder apoyarse sobre la parte superior del volante.

A la hora de ajustar la altura del volante, fíjate en que tus rodillas no rocen con el volante ya que te impediría conducir cómodamente.

¿Necesitas fundas de volante?

4. Reposacabezas – Evita las lesiones cervicales

El reposacabezas es un elemento de seguridad y no de confort, por lo que nuestra cabeza no debe ir apoyada ahí mientras conducimos. Lo que nos indica que el roposacabezas está bien colocado, es que la parte trasera de nuestra cabeza debe quedar en el centro del reposacabezas, a 4-5 centímetros de distancia exactamente.

Es fundamental que esté bien colocado y a la altura correcta para evitar posibles lesiones cervicales (latigazos cervicales) en caso de accidente. Si el reposacabezas está más bajo, aumentan las probabilidades de lesión. Suele ser el gran olvidado, pero recuerda que también es crucial para garantizar una postura segura.

5. Cinturón de seguridad – Parte justo por encima del hombro izquierdo

El cinturón es el elemento de seguridad más conocido por todos, de hecho, es tal su importancia que su no uso o su uso inadecuado puede ser motivo de sanción. El cinturón también se debe regular a la altura del conductor y de la configuración del propio puesto.

Si queremos que el cinturón sea efectivo, debe partir justo por encima del hombro izquierdo del conductor, exactamente entre el cuello y el hombro. Siempre debe quedar ceñido al cuerpo para que sea realmente eficaz. Esta regulación y ajuste apenas te llevará unos segundos y puede salvar tu vida, así como también prevenir de lesiones graves en casos de accidente.

6. Manos – Diez y diez

Por último, también queremos hacer mención especial a la posición “ideal” de las manos en el volante. La recomendación de los expertos es colocar las manos en posición de ‘diez y diez’, si nos imaginamos que el volante es la esfera de un reloj.

Y ahora que ya estás bien sentado, es el momento de regular los espejos retrovisores para que cumplan con su función. Todo este proceso que parece tan largo y tedioso, en realidad puedes hacerlo en un par de minutos y debes realizarlo antes de iniciar la marcha.

¿Por qué es necesario tener una postura adecuada al volante?

Sentarnos de manera adecuada va más allá de estar cómodos. Es importante porque nos ayuda a evitar lesiones, dolores de espalda, de brazos o de piernas, nos permite conducir con seguridad, ser capaces de reaccionar rápidamente ante imprevistos y estar seguros en caso de accidente. La higiene postural ayudará a mantenernos alerta y a reducir nuestra fatiga.

Como ves, lo más importante es ‘personalizar’ y adaptar el puesto del conductor cada vez que vayas a conducir si compartes tu coche con otra persona.

 

Acerca de Belén Antón

Esto te puede interesar

objetos sueltos

¿Por qué no deberías viajar con objetos sueltos dentro del coche?

¿Sabías que la fuerza con la que un objeto suelto dentro de tu vehículo golpearía …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons