Envíos 24 horas
Home / Accesorios invierno / Consejos para conducir con viento fuerte
Consejos para conducir con viento fuerte

Consejos para conducir con viento fuerte

¿Has conducido alguna vez con viento fuerte y has notado que el coche se te iba de un lado para otro? ¿Has tenido que coger fuerte el volante para evitar invadir el otro carril? Descubre los consejos para conducir con viento fuerte para circular con seguridad y evitar sustos en la carretera.

¿Conoces el efecto pantalla y el efecto tijera? Pues ambos pueden ser realmente peligrosos cuando conducimos con viento racheado, especialmente si sopla lateralmente, así que deberías tomar buena nota de los peligros que supone conducir con viento fuerte.

Hoy en Audioledcar, coincidiendo con esta fría estación del año donde es más común que esto ocurra, recogemos algunos de los consejos más importantes para conducir con fuertes vientos.

¿Qué medidas se deben adoptar cuando se conduce con viento fuerte?

Por desgracia, ningún conductor está exento de sufrir las inclemencias meteorológicas cuando coge el coche, y es que hay veces que no nos queda más remedio que hacerlo para poder desplazarnos. El viento fuerte puede llegar a desestabilizar tu vehículo y provocar un siniestro vial, ya que es posible que termines invadiendo el carril contiguo ante la imposibilidad de controlar el coche cuando hay viento racheado.

Esta situación se vuelve especialmente peligrosa cuando el viento sopla lateralmente, siendo las motos y los vehículos ligeros los más vulnerables a sus sacudidas. El viento puede modificar la dirección de nuestro vehículo en apenas unas décimas de segundo, viéndonos incapaces de hacer nada para evitarlo. Esto puede suponer que vayamos directos hacia otro vehículo, hacia algún guardarraíl o incluso fuera de la carretera.

Pero también, estos balanceos pueden desestabilizar el coche e incluso reducir el agarre de las ruedas.

Para salvar este tipo de situaciones, debes tener en cuenta una serie de medidas:

Consejos a tener en cuenta

👉 Analiza cuál es la dirección del viento para estar preparado y poder reaccionar rápidamente. Mantén una muy suave presión en el volante contra la dirección del viento. Para ver en qué dirección sopla, puedes fijarte en las mangas de viento que hay en las autovías o incluso en la dirección que toman las ramas de los árboles.

👉 Sujeta fuerte el volante con las dos manos y, si es necesario, ves corrigiendo la dirección del vehículo suavemente sin movimientos bruscos.

👉 No hagas movimientos bruscos al volante ya que eso favorece los bandazos y hace aumentar el peligro en la carretera. Recuerda conducir con calma, seguridad y suavemente.

👉 Aminora la velocidad ya que cuanto más rápido vayas, más notarás los bandazos. Desde la DGT recomiendan reducir la velocidad, puesto que cuanto más despacio circulemos, menor será el desplazamiento lateral en caso de que alguna ráfaga golpee el coche y serás más capaz de controlar los balanceos. También se recomienda circular con altas revoluciones (es decir, marchas cortas) ya que, de ese modo, aumenta el control sobre el coche.

👉 Trata de circular por el centro del carril, así que olvídate de ir pegado a uno de los lados. Las ráfagas de viento pueden llegar a desplazar nuestro vehículo, así que es mejor que haya distancia por ambos lados para extremar las precauciones.

👉 Evita elementos que puedan afectar a la aerodinámica del vehículo como, por ejemplo, las bacas. Esto haría que el coche fuera más inestable.

👉 Extrema la precaución a la salida de túneles, al adelantar, en puentes o zonas abiertas.

👉 Revisa la previsión meteorológica y modifica tu horario de viaje, siempre que sea posible, para evitar estos peligros.

Por último, ¿qué hay de tus neumáticos? Comprueba la presión y la profundidad del dibujo cada cierto tiempo ya que son los responsables de la adherencia al asfalto. ¿Llevas los neumáticos demasiado sucios? Descubre nuestros productos de limpieza de neumáticos de coche.

Consecuencias del viento fuerte en la carretera

El efecto pantalla

El efecto pantalla puede ocurrir, principalmente, en las salidas de túneles o al cruzar y adelantar vehículos voluminosos. ¿Por qué? Porque al acabar esa interrupción temporal del viento (ese efecto pantalla), el conductor notará cómo su vehículo se desplaza con fuerza de forma lateral por el viento, pudiendo llegar a ser peligroso si el ‘empujón’ le hace invadir el sentido contrario o salirse de la vía… ¿Cómo evitarlo? Hay que estar prevenidos y sabiendo que esto va a ocurrir, sujetar el volante con fuerza e ir girándolo levemente en el sentido contrario al viento.

El efecto tijera

El efecto tijera es menos común que ocurra, ya que solo se producirá cuando llevamos un remolque o estamos conduciendo algún tipo de vehículo articulado. Una fuerte ráfaga de viento puede hacer que el remolque que llevemos se gire hacia el coche o hacia la cabeza tractora tras ser golpeada por el viento de forma lateral, haciendo que pueda incluso volcar. ¿Puedes imaginar el peligro que esto supone? El remolque podría impactar gravemente contra otros usuarios de la carretera, entre otras consecuencias.

Para reducir al mínimo las posibilidades de que esto ocurra, es importante aminorar la velocidad cuando soplen rachas fuertes hasta que notemos que el remolque es estable.

¿Cuándo la velocidad del viento es peligrosa?

Se considera que, a partir de rachas de viento de más de 70 km/h, lo más prudente es no coger el coche porque sería tremendamente peligroso. En caso de tener que hacerlo sí o sí, sigue todas las recomendaciones que te acabamos de dar. Recuerda que, si conduces con vientos de más de 70 km/h, aumentará notablemente el consumo de combustible.

Descubre más sobre ¿Cuál es el consumo del aire acondicionado del coche? donde respondemos a la pregunta ¿Aire acondicionado o ventanillas bajadas? ¿Qué gasta más?

Si las condiciones meteorológicas son adversas y soplan fuertes rachas de viento, lo recomendable es no coger el coche. En caso de no tener más remedio que hacerlo, conduce con mucha precaución, agarra firmemente el volante y ten especial cuidado en la salida de los túneles y en los adelantamientos.

¿Quieres tener tu coche a punto y protegido del viento? Te recomendamos los deflectores de aire para ventanillas, el Showroom Shine de Kenotek, el producto definitivo que protegerá el vehículo de la arena, el viento y le dará un aspecto de brillo y de «encerado» y las fundas para coches baratas que protegerán a tu coche de cualquier inclemencia meteorológica cuando esté aparcado.

 

Acerca de Belén Antón

Esto te puede interesar

¿Cómo reparar el volante del coche?

Seguro que has entrado alguna vez en tu coche y estaba ardiendo, hasta el punto …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons