Envíos 24 horas
Home / Curiosidades / ¿Conoces el origen de los pasos de peatones?

¿Conoces el origen de los pasos de peatones?

¿Conoces el origen de los pasos de peatones? ¿Alguna vez has pensado cómo fue la creación de esta señalización vial? Estas marcas no han estado siempre en nuestras vidas como puedes imaginar, de hecho su aparición es bastante reciente en la historia.

Hoy en el blog de Audioledcar, tienda especializada en accesorios para coches, te contamos cuál es el origen de los pasos de peatones. ¡Te sorprenderá! 🙂

¿Conoces el origen de los pasos de peatones?

Las marcas viales en color blanco están colocadas en infinidad de carreteras para dar prioridad a los peatones frente a los automóviles y otros vehículos. Y es que, estas líneas de prioridad vial son imprescindibles para la circulación de forma segura de las personas por las ciudades y municipios. Con ellas, siempre y cuando se respeten las normativas de tráfico vigentes respecto a estas, se consiguen evitar muchísimos accidentes a lo largo del año. 

Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo surgieron? Estas marcas viales no siempre han estado en nuestras calles. Su aparición tal y como las conocemos fue en 1949, un inicio del que han pasado muy pocos años. 

Aún así, se piensa que realmente el origen de los pasos de peatones se remonta a la Edad Media cuando se utilizaba este tipo de señalizaciones para indicar por dónde debían de pasar los habitantes. Luego, también se ha considerado de gran influencia la época romana, en la que había una especie de adoquines que también servían para que los peatones, al cruzar la calle, no tuvieran que pisar la calzada que siempre se encontraba sucia.

Pero, ¿cuándo aparecieron con la misma función que hoy en día?

El origen real que se le atribuye al paso de cebra es el que te indicábamos al principio: 1949, en concreto en Reino Unido. En ese entonces, había aumentado mucho la circulación de los coches por las carreteras y los atropellos en el núcleo urbano eran el día a día. 

Anteriormente ya se habían intentado realizar otro tipo de estrategias para evitar atropellos a peatones. Por ejemplo, en 1930 en los cruces se ponían postes y balizas de color ámbar. Pero, tras probarlos, comprobaron que tanto peatones como conductores no hacían caso a este tipo de señalización. Les faltaba algo para realmente impactar en la conducta automovilística de los distintos usuarios de la vía.

Aquí fue cuando el director del Laboratorio de Investigación de la Carretera, George Charlesworth, decidió lanzar una prueba en las calles en diferentes colores como rojo, azul o blanco, por donde los peatones tenían que atravesar la calle teniendo prioridad. Esta prueba tuvo muy buenos resultados y, dos años después, fue cuando se decidió introducir estas marcas viales como ley/norma vial. 

Una vez se aprobó esta ley, el primer paso de cebra que se pintó fue en Slough en 1951. Una vez comenzaron a pintarse los pasos de cebra por Reino Unido, estas marcas viales se popularizaron por el resto del mundo.

¿Y el nombre ‘paso de cebra’ de dónde viene?

Lo sabemos, el paso de peatones es muy parecido al estampado de una cebra y su nombre viene por el símil entre estos. Pero, la acuñación del término viene del momento en el que James Callaghan, que era el primer ministro británico, al visitar el laboratorio de investigación en 1948, comentó que estas marcas viales recordaban a una cebra. Así fue como recogió este nombre y posteriormente fue conocido mundialmente así.

¿Qué dice la DGT de los pasos de peatones?

Actualmente, los peatones son unas de las principales víctimas de tráfico. De hecho, el 50% de las personas que fallecen por accidentes de tráfico en las zonas urbanas son peatones.

Esto es una de las razones por las que fueron necesarios los pasos de peatones y se siguen lanzando nuevas normas viales como la reducción de la velocidad urbana a 30km/h para acabar con la tasa de muertes de peatones.

En España, los pasos de cebra se tienen en gran consideración por la Dirección General de Tráfico y siempre intentan mejorar las normativas para proteger al peatón. Por ejemplo, la normativa respecto a estos pasos de cebra está asentada sin opción a duda: deben ser blancos siempre, sin ninguna excepción.

Además, si no respetas los pasos de peatones siendo conductor, te enfrentas a una sanción de 200€ de multa y puedes llegar a perder hasta 4 puntos del carnet de conducir.

Ahora que ya sabes cómo surgieron los pasos de peatones en las carreteras, es el turno de respetarlos y apostar por una conducción segura. Para ello, es imprescindible que cuentes con todos los elementos de tu vehículo a punto.  Si quieres encontrar los mejores accesorios para coche y materiales para conducir seguro y protegido, visita nuestra web Audioledcar.es y descubrirás el mejor catálogo para tu automóvil. ¡Te esperamos! 😉

 

Acerca de Belén Antón

Esto te puede interesar

¿Cómo reparar el volante del coche?

Seguro que has entrado alguna vez en tu coche y estaba ardiendo, hasta el punto …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons